Nueva Ley de Patrimonio en Castilla La Mancha


Qué mejor momento para presentar una nueva Ley de Patrimonio que el Miércoles Santo, uno de los días del año con mayor patrimonio histórico artístico en la calle, el religioso, con tallas de gran valor en prácticamente toda la región. Y fue ayer, en el Consejo de Gobierno, cuando se dio luz verde al anteproyecto de Ley del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Marcial Marín, acompañó al portavoz regional, Leandro Esteban, en su habitual rueda de prensa, tras el consejo, para explicar que esta futura Ley pretende «enriquecer y salvaguardar el patrimonio cultural, monumental y arqueológico de Castilla-La Mancha con el fin de «difundirlo y transmitirlo a las generaciones venideras». Y es que la actual ley tiene 22 años, «está obsoleta» y deja «en el limbo normativo» figuras totalmente desprotegidas, indicó el consejero.

Dijo que es una ley muy ambiciosa pues consta de 92 artículos, cuatro disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias, una derogatoria y cuatro disposiciones finales.

Patrimonio «inmaterial»

Uno de los aspectos más novedosos de la futura ley será la inclusión en la misma del patrimonio denominado «inmaterial», en el sentido marcado por la Unesco, «así como actualizar el concepto de «Patrimonio Cultural».

De esta forma, se recoge como Bienes de Interés Cultural (BIC), las expresiones orales o inmateriales. También se podría considerar así a la «obra de autores vivos siempre y cuando una de las instituciones consultivas emitan informe favorable y medie autorización expresa del propietario o se adquiera la obra por la administración».

Además se prevé la creación de nuevas instituciones administrativas y figuras culturales para garantizar las máximas garantías en la conservación y divulgación del Patrimonio Cultural. Está prevista la creación de un nuevo Catálogo del Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha y la regulación del Inventario del Patrimonio «para garantizar el adecuado registro y documentación de todos los bienes de la región de forma indubitada y precisa», aseguró Marcial Marín.

También la nueva normativa prevé un régimen de sanciones muy estricto, con multas que van desde los 60.000 euros para infracciones leves, hasta 150.000 euros para las graves y de hasta un millón de euros para las muy graves.Además, se establece la posible inhabilitación profesional de personal técnico.

En cuanto a los plazos, el consejero de Educación y Cultura aseguró que este primer borrador será remitido a diferentes órganos consultivos para que puedan hacer sugerencias y recomendaciones, como las universidades, diferentes colegios profesionales, diputaciones, Federación de Municipios y Provincias o las Fundaciones relacionadas con el patrimonio.

A final de año

El consejero calculó que a finales de año se podrá llevar el proyecto de ley a las Cortes regionales para su tramitación parlamentaria.

 

Fuente: ABC.

,

Los Comentarios están cerrados